COVID: ¿Se equivocó Israel al posponer la vacunación de los niños de 12 a 15 años?

Aproximadamente un tercio de los casos activos actuales pertenecen a este grupo de edad.  Una campaña activa para promover la inoculación en este grupo recién empezó la tercera semana de junio.

Por ROSSELLA TERCATIN 28 DE JUNIO DE 2021 18:50

Repunte de casos en pobación jóven y otros problemas.

Israel está lidiando actualmente con un aumento en los casos de COVID. Han habido nuevos brotes  (new surge in COVID) en las escuelas, con un tercio de los 1,200 casos activos sucediendo en niños de 12 a 15 años.

El alto número de jóvenes infectados hace que uno se pregunte: ¿Qué hubiera pasado si el país hubiera comenzado a vacunar a los niños tan pronto como pudo en lugar de retrasar su decisión?

 

¿Qué sucedió?

Cuando el 11 de mayo en Estados Unidos la FDA  otorgó la autorización de emergencia para administrar la vacuna Pfizer-BioNTech a los jóvenes de esa edad, Israel acababa de lanzar una operación masiva contra Hamas en la Franja de Gaza. En esos momentos los casos de COVID, incluidos los pacientes graves y las muertes, habían estado disminuyendo durante meses, por lo que las autoridades no sintieron la necesidad de priorizar una campaña de vacunación entre los  jóvenes.

A pesar del hecho de que la gran mayoría de los expertos, incluida la Sociedad Israelí de Pediatría, se habían pronunciado a favor de la vacunación de los niños, en abril, un informe preliminar del Ministerio de Salud, sugirió un posible vínculo entre la vacuna y la miocarditis (inflamación del músculo cardíaco ) y se informó que la afección es especialmente frecuente entre los hombres jóvenes de 16 a 19 años, aunque en más del 95%, los casos fueron leves y sin efectos secundarios duraderos.

 

Campaña activa para vacunar a los niños.

Actualmente el gobierno ha cambiado. Una de las primeras medidas para contrarrestar el aumento de casos fue iniciar una campaña activa para vacunar a los niños. Desde entonces, el número de inyecciones diarias se ha cuadriplicado, aunque siguen siendo más bajas que la meta establecida por el primer ministro Naftali Bennett. Israel tiene dosis suficientes para cubrir a todas las personas elegibles, pero sus vacunas vencerán el 31 de julio, por lo que todos aquellos que deseen estar seguros de estar completamente inmunizados de acuerdo con el calendario estipulado para la vacunación (tres semanas entre la primera y la segunda vacuna), deberán asegurarse de obtener su primera cita antes del 9 de julio.

 

Conclusión. Se tomó la decisión correcta

El profesor Tzachi Grossman de IPS HEAD, junto con los colegas de la organización, escribió que el riesgo de que un niño desarrolle una forma grave de COVID al infectarse es de 1: 3,000, y supera al de desarrollar una miocarditis (1: 16,000). Por lo que su recomendación fue continuar promoviendo la vacunación de los adolescentes, con la excepción de aquellos que hayan padecido miocarditis en el pasado.

Tanto Grossman como la Dra. Galia Barkai, directora de la Unidad de Enfermedades Infecciosas Pediátricas del Centro Médico Sheba, dijeron que la decisión del ministerio de adoptar un enfoque conservador fue la correcta, al igual que ahora es correcto alentar a los niños a ser vacunados.

La Dra. Bakai mencionó que se retrasó la vacunación ya que se estaba recopilando información sobre la miocarditis y se estaba a la espera de que se vacunaran más niños en otros países como Estados Unidos”. “Hubo días sin casos de COVID-19 en Israel. Creo que el haber sido conservadores fue la decisión correcta, y ahora las cosas han cambiado “.

Hasta ahora, se han vacunado millones de niños en todo el mundo. “Con más del 50% de la población vacunada, tuvimos el privilegio de poder esperar y ver qué estaba pasando”, dijo Barkai.

Cuando se le preguntó si Israel podrá alcanzar las 30.000 vacunas al día, Barkai dijo que sería difícil. Pero al mismo tiempo, no está excesivamente preocupada por el brote actual.

“No veo que vayamos a presenciar una catástrofe aquí”, concluyó. “La vacuna es eficaz contra la variante Delta y no creo que el brote vaya a ser incontrolable”.