SHEBA MEDICAL HOSPITAL, SE PRAPARA PARA UNIRSE AL ENSAYO GLOBAL DE LA VACUNA OMICRON DE PFIZER

El ensayo consistirá en personas mayores de 60 años que aún no hayan recibido la segunda vacuna de refuerzo, principalmente miembros del personal y sus familias.

El Hospital israelí participará en una prueba global de Pfizer y BioNTech de una vacuna dirigida específicamente a la variante Omicron del coronavirus, y las primeras inyecciones se administrarán a fines de mes. Se han llevado a cabo conversaciones durante las últimas semanas entre las compañías farmacéuticas y los funcionarios del Ministerio de Salud.

El ensayo se llevará a cabo en el Centro Médico en Tel Hashomer

Según los informes, el hospital ya comenzó a buscar voluntarios para participar en el ensayo, con un conjunto específico de requisitos para aquellos que pueden participar. La mayoría de los voluntarios serán personas mayores de 60 años que aún no hayan recibido una cuarta inyección de la vacuna Pfizer. Además, los voluntarios deben haber estado bajo seguimiento serológico desde el inicio del programa de vacunación del país a finales de 2020.

La mayoría de los que participarán serán, por lo tanto, personal del hospital y sus familiares, según el informe. Actualmente, el hospital está esperando que se finalice el acuerdo y obtener la aprobación para el ensayo del Comité de Helsinki del Ministerio de Salud. La variante altamente contagiosa de Omicron ha impulsado la quinta ola de COVID-19 en Israel, que registró tasas récord de infecciones. Aunque la ola ha comenzado recientemente a disminuir.

“Éramos los 'socios naturales' de Pfizer, y tiene mucho sentido que nos elijan ahora. Debido a que la mayoría de la población aquí ya ha sido vacunada, quieren probar la vacuna Omicron como refuerzo”

“Éramos los  ‘Socios naturales’ de Pfizer, y tienen mucho sentido que nos elijan ahora.Debido a que la mayoría de la población aquí ya ha sido vacunada,quieren probar la vacuna Omicron como refuerzo” cito una funte

Israel fue uno de los primeros países del mundo en comenzar a administrar vacunas COVID-19, que actualmente están disponibles para cualquier persona mayor de cinco años. El país pudo asegurar los millones de dosis que necesitaba en un acuerdo con Pfizer que incluía proporcionar a la empresa datos sobre la eficacia de las vacunas entre los ciudadanos israelíes.

Israel fue el primero en ofrecer una vacuna de refuerzo a todos los mayores de 12 años y el mes pasado un panel asesor del Ministerio de Salud sugirió poner una segunda vacuna de refuerzo a disposición de los mayores de 18 años. La cuarta inyección se está administrando actualmente a los mayores de 60 años.

El mes pasado, Pfizer y BioNTech dijeron que  buscaban inscribirse en un ensayo clínico para probar la seguridad y la respuesta inmunitaria de su vacuna COVID-19 específica de Omicron. Según los informes, esos voluntarios provendrían de los EE. UU.


Investigadores del Centro Médico Sheba y Technion están experimentando con la impresión 3D de una oreja

Israel ofrece un flujo tan constante de avances tecnológicos e innovaciones que es fácil darlos por sentado.

Experimantando con la impresión 3D

Un pequeño porcentaje de bebés nace con orejas deformadas congénitamente, lo que puede tener un impacto tanto psicológico como físico. Anteriormente, los cirujanos no podían hacer la reconstrucción hasta alrededor de los 10 años.

Ahora, el Dr. Shay Itzhak Duvdevani, médico sénior en el Departamento de Cirugía de Cabeza y Cuello de Otorrinolaringología y Jefe del Laboratorio de Ingeniería de Tejidos en Sheba, está experimentando con una forma de imprimir en 3D un tejido biodegradable. “andamio” en el que puede crecer el propio cartílago del bebé, formando una oreja adecuada en una etapa temprana de la vida.


Sheba Medical Center realiza procedimento inovador para el tratamento de la epilepsia.

En un procedimiento de última generación, al paciente se le implanta una bomba que inyecta un fármaco directamente en el cerebro; El procedimiento se ha realizado a 5 pacientes en todo el mundo con un fármaco desarrollado en EE. UU se considera un gran avance en el tratamiento del Sistema Nervioso Central.

Un paciente de epilepsia, que no había respondido a ningún fármaco o tratamiento quirúrgico, se sometió la semana pasada a un procedimiento innovador,por primer vez en Israel, que ayudara a prevenir las convulsiones causadas por el trastorno. El procedimiento de última generación se llevó a cabo en el Centro Médico Sheba, donde los cirujanos implantaron una bomba que inyecta un fármaco  específico directamente en el cerebro del paciente. El fármaco se desarrolló en los Estados Unidos después de muchos años de investigación y experimentos clínicos.

Catéter especial

El jefe de Neurocirugía Estereotáctica y Funcional  del Instituto de Ultrasonido Enfocado en el Centro Médico Sheba, el Dr. Zion Zible, quien realizó el procedimiento, dijo  "Se implantó un catéter especial en el cerebro del paciente, que está conectado a una bomba implantada en el abdomen del paciente la cual contiene el farmaco". "El catéter se inserta en un área específica del cerebro, lo que permite que el fármaco se distribuya por las meninges del cerebro, dando como resultado una reducción significativa de la frecuencia de las convulsiones”. "El paciente no había respondido a ningún tratamiento quirúrgico o de otro tipo y se había quedado sin opciones", dijo el Director del Servicio de Epilepsia y EEG y Director Adjunto del Departamento de Neurología en Sheba, el Profesor Nicola Maggio.

Maggio dijo "El innovador procedimiento es un cambio fundamental en la forma en que se trata la epilepsia en dos aspectos".

Administrar farmaco directamente en el cerebro

"Si el problema está en el cerebro, el tratamiento farmacológico debe administrarse directamente en el cerebro y no por la boca. Cuando pasa por el sistema digestivo, una dosis reducida [del tratamiento] llega al cerebro. La bomba trasplantada y el catéter nos permite dar una concentración estable del farmaco al cerebro. "El innovador proceso nos permite mantener el cerebro intacto y ahorrarle al paciente las consecuencias funcionales y cognitivas de extirpar parte del cerebro", dijo el Prof. Maggio refiriéndose a las opciones de tratamiento disponibles. De acuerdo con el Prof. Maggio, ya hay candidatos que se someterán al procedimiento, después de haber sufrido una alta tasa de convulsiones que afectan su calidad de vida y causan lesiones casi a diario.El director del Hospital de Rehabilitación Conjunta en Sheba Amitai Ziv dijo que el nuevo procidimiento fue un gran avance en el tratamiento de la epilepsia.

“También nos ayudará a tratar otras enfermedades del sistema nervioso central, que hasta ahora no tenían un tratamiento medico adecuado ”.

 


Investigadores del centro Medico Sheba: La vacuna de Pfizer podría ser suficiente con una dosis

Una investigación llevada a cabo por el centro médico Sheba de Israel, ha demostrado un aumento significativo en las defensas inmunológicas del cuerpo humano, después de haber recibido la primera dosis de la vacuna contra el Coronavirus de la farmacéutica Pfizer.

Los médicos de Sheba comprobaron que luego de dos semanas de aplicada la primera dosis, las defensas aumentan en mas de un 80%, creando una barrera potente frente al virus.

Conclusiones Prometedoras

Las conclusiones han sido publicadas en la prestigiosa publicación científica The Lancet de Estados Unidos. Los resultados de este hallazgo tendrían varias consecuencias importantes que ya están siendo consideradas por la empresa fabricante de las vacunas y por la comunidad científica. De acuerdo con lo publicado por el periódico El País de España, este estudio se habría hecho con unos 7000 vacunados, en su gran mayoría, personal del centro medico Sheba, que después de recibir la primera dosis, fueron dando diariamente muestras de sangre que se evaluaron en los laboratorios del hospital.

Primeramente podrían ampliar el tiempo necesario para ofrecer la segunda dosis, hasta hoy de 21 días, haciendo que la dosis de refuerzo pueda inocularse mas tarde.

Esto también permitiría que se puedan inmunizar mas personas con la misma cantidad de vacunas existentes y aliviar la presión sobre la cadena de producción de los laboratorios y de esa forma disminuir los contagios mas rápidamente.